De vuelta

Bueno, todo se acaba en esta vida, y ayer por la mañana (o algo así, que con tanto cambio de hora, como para saber cuándo fue🙂 ) Àngels y yo cogimos el avión para iniciar las 20 horitas de viaje de vuelta a Mallorca.

La verdad es que últimamente el blog estaba bastante abandonado, pero la última semana en Ometepe ha sido bastante frenética, trabajando contrareloj para conseguir montar el aula de formación de tiempo. Finalmente se ha podido hacer, aunque por los pelos, ya que aún faltan por resolver algunos temas con la conexión a internet y la electricidad. De todas formas, pongo a continuación las típicas foto de antes y después, para que se vea que hemos hecho algo más que excursioncitas por el campo y mañanitas de playa (que por cierto no ha habido ni una, ahora que sale el tema, y eso que se suponía estábamos en una islita paradisíaca…😦 ):

AntesCon las obras ya empezadasAula lista para funcionar

En fin, ahora que ya estamos de vuelta, quedan por hacer muchas cosas, como poner en orden las facturas (apasionante) o redactar la memoria. También, ya que estamos, hay que analizar lo que no salió bien en el proyecto (porque siempre falla algo, es una constante universal, como la velocidad de la luz) analizando las causas para no repetir los mismos errores en el futuro. Y, por supuesto, también hay que examinar y analizar las oportunidades que han ido surgiendo para realizar nuevos proyectos en el futuro, para ver qué excusa nos buscamos el año que viene para irnos de viajecito😉 . De momento, aún tendríamos todo el tema de realizar el seguimiento al aula de formación y a la informatización de las cooperativas, aunque también han surgido propuestas de proyectos muy interesantes, como crear un sistema de información en las ofis de Nicaraocoop para hacer el seguimiento de la distribución de urea (es un fertilizante, omitir chistes fáciles), o dar cobertura wifi a toda la isla de Ometepe, colaborando con unos canadienses que ya tienen cobertura en media isla (justo la media donde no estábamos nosotros, también es casualidad).

Pues nada, que aunque la cosa se acabe de momento, seguiremos dando guerra por alguna parte, faltaría más. Lo que sí cerramos de momento es este chiringuito, o sea que muchísimas gracias por su atención, y nos vemos en la próxima😉

De vuelta en Ometepe

Hace ya unos días que no escribía nada, y como además dejé la cosa en un momento de un poco de suspense, voy a contar en tres líneas cómo han ido las cosas desde entonces.

Al final conseguí llegar a la cooperativa Carolina Osejo (junto a Chinandega) desde El Sauce. Finalmente vinieron a buscarme la gente de allá, y en la mañana del viernes instalamos la computadora que llevábamos acarreando desde Managua. Por la tarde, y por fin libre de trastos, viaje de vuelta a Managua, esta vez bastante rápido (apenas 2-3h) y poco accidentado. Un ratito de trabajo en la ofi, y a descansar el finde, que creo que ya tocaba. Bueno, en realidad el sábado también nos acercamos un rato a la oficina, pero el domingo sí que nos lo tomamos de relax en la Laguna de Apoyo (cosa que merece un post aparte, ya contaré).

Y a todo esto llegó el lunes, y Àngels y yo volvimos a separarnos de nuevo: ella se queda en Managua a acabar de gestionar compras de compus y otras muchas historias, y yo me voy para Ometepe para ver qué tal van las obras de acondicionamiento del aula de formación que estamos montando en colaboración con la gente de la UCA Alejandro Smith, así como para gestionar la contratación del acceso a internet, que es una movida importante. La idea es encontrarnos a mediados de semana en Ometepe, cuando ella venga para acá con la gente de la UCA Alejandro Smith, que traerá la furgoneta para poder llevar todas las compus de golpe a Ometepe.

En fin, que el lunes por la mañanita me fui a agarrar el bus… para descubrir que fui al lugar equivocado, la UCA (Universidad CentroAmericana, nada que ver con la UCA Alejandro Smith, que es Unión de Cooperativas Agrícolas) en lugar del mercado Huembes, que es de donde sale el bus directo a Rivas (para luego coger el ferry a Ometepe). En fin, que al final, y como desde la UCA hasta el Huembes hay como 25-30 pesos de taxi, me fui en dirección Jinotepe, que queda como a medio camino, y allí sí pude tomar un bus directo a Rivas. El problema es que, entre esperas y tal, cuando llegué a Rivas había perdido un ferry por apenas 20 minutos, y me tocó esperar otra horita y media al siguiente.

Pero bueno, que al final llegué a Ometepe. No sé si lo habíamos contado, pero hace una semana estuvimos ya por aquí para empezar a planificar las cosas, aunque luego nos volvimos a Managua para gestionar la compra de PCs y tal, que es mejor hacerlo desde allí. Esta mañana he ido a ver el aula de formación, que yo recordaba medio en ruinas y llena de trastos. La verdad es que está irreconocible, ya sin trastos, con cielo raso, paredes alisadas y pintadas y la instalación eléctrica hecha. Los muebles (cedidos por la UCA Alejandro Smith) ya están lijados y barnizados, y ahora sólo falta limpiar un poco todo, traer las compus y que la compañía eléctrica se digne a ponernos un contador independiente para el aula.

Bueno, y poner internete, que es peliagudo. Resulta que en Ometepe no se puede contratar nada que se parezca remotamente al ADSL o compañía, y la única opción, que es poner internete por módem telefónico de toda la vida, no la podemos instalar porque no tenemos línea telefónica, y por lo que nos han dicho no hay planes para instalar líneas nuevas en breve (se habla de listas de espera de 3 años…). La única alternativa es poner un antenón para tener internet vía satélite, pero, además de que el equipo necesario cuesta una pasta, tiene el módico coste de unos 500 dólares/mes. Como esto es una pasada, la opción que hemos encontrado de momento más factible es alquilarle parte de la conexión a un vecino que tiene una antena satelital y la realquila por trocitos. Ahora dentro de un rato tengo que ir a hablar con él, a ver en qué queda la cosa…

Y bueno, después del ladrillín, esto es un poco lo que ha pasado desde la semana pasada. A partir de ahora creo que estaremos en Ometepe casi casi hasta que regresemos a España, o sea que en ese sentido no habrá muchas novedades, pero intentaré ir contando cómo va lo del aula de formación, incluso con alguna fotito tipo antes-y-después, que siempre queda chulo.

Llegamos a El Sauce

Entrada a la UCASA

Hace dos días por la noche, después de 3-4 horitas de trayecto por caminos un poco accidentados y con algún percance con los neumáticos, llegamos a El Sauce, una comunidad del norte de Nicaragua, cerca de León, en la que se ubica la UCASA, una de las cooperativas de Nicaraocoop. Es la primera cooperativa a la que llevamos ordenadores, y aprovechamos que la directiva de la UCASA estaba por Managua para apalancarnos y que nos llevasen hasta allá con dos máquinas (una para la UCASA y otra para la cooperativa Carolina Osejo, a la que iremos después). Ayer por la mañana montamos la compu, y salvo los escáneres (que no han sobrevivido al viaje y toca devolverlos a Managua) todo funciona a las mil maravillas.

Nueva compu en UCASA

El Sauce es una comunidad pequeña, principalmente rural y bastante apartada de las principales ciudades, por lo que no se ve mucho turismo y la verdad es que, como cheles que somos, damos el cante de una forma notable. En cualquier caso, es un lugar acogedor que tal vez no sea tan espectacular turísticamente hablando como otros sitios, pero que tiene cosas que no encuentras en otros lugares (p. ej., no creo haber visto un cielo más estrellado en toda mi vida).

Ahora que ya tenemos la compu de UCASA bien instaladita, Àngels y yo hemos separado nuestros destinos: ella se vuelve hoy a Managua a cambiar los escáneres, comprar más compus y hacer unas cuantas (muchas) gestiones más, y yo me iré a Carolina Osejo, que está cerca de Chinandega, a instalar la compu que falta. La idea era ir hoy mismo para allá, pero parece que la gente de Carolina Osejo tienen problemas con la furgoneta, y ya será mañana, sólo espero que me readmitan en el hotelito para pasar la noche🙂. Espero estar de vuelta en Managua para el finde, y la semanita que viene, directos a Ometepe a acabar de instalar el aula de formación.

Un poco de turismo en Masaya

GranadaAunque de esto hace ya unos días, como aún no teníamos weblog en marcha no habíamos dicho nada. El caso es que el fin de semana pasado aprovechamos que en Managua está todo muerto para irnos a hacer un poco de turismo por la zona de Granada. La idea era ver Granada el sábado, y el domingo subir al volcán Masaya, un complejo de unos cuantos cráteres (alguno aún activo) que en conjunto es un parque natural.

Hostal porretaY allá que nos fuimos: agarramos expreso y, unas horitas después, estábamos en Granada. Granada es una de las principales ciudades de Nicaragua (junto con Managua y León), y es una de las más turísticas. Es normal ver bastantes extranjeros (cheles) y, a diferencia de otras ciudades de Nicaragua, está bastante pensada para pasear, pudiendo hacerlo incluso de noche sin mayores problemas. Nosotros hicimos la ruta típica por la catedral y la zona costera, y luego buscamos un hotelito para pasar la noche. Como somos unos ratas, acabamos en el más barato, que era una especie de hostal para mochileros gringos en el que acabas durmiendo con 10 personas más, pero la verdad, teniendo en cuenta que en Managua tenemos ciertos problemas con el suministro de agua, sólo el poder ducharnos (aunque sea en una ducha común) ya es un lujazo.

CaminoEn fin, al día siguiente tocaba volcán, y nos fuimos para allá. El complejo Volcán Masaya es un parque natural que abarca unos cuantos cráteres. La entrada cuesta como 70 pesos, pero la verdad es que vale la pena porque es un parque súper-profesional, ya querrían llegar a ese nivel de gestión muchos parques de países supuestamente más desarrollados. El caso es que, desde la entrada hasta que empiezan los volcanes, hay como 7 km de camino, que la gente con sentido común hace en taxi/bus, pero como nosotros somos más chulos que un ocho (y muy ratas, no sé si lo he dicho), pues lo hicimos a pie, con 2 co__nes. A pesar del calor y de los buitres (zopilotes) que volaban en círculos sobre nuestras cabezas, finalmente lo conseguimos, unos (mejor dicho una) en mejor estado que otros, y llegamos al pie del cráter.

CraterAngels craterCrater inactivo

La verdad es que es bastante espectacular, sale humo continuamente e incluso se puede hacer una excursión nocturna en la que se puede ver el magma. Según nos contó el guía, los nativos precolombinos creían que el cráter Masaya era la puerta al infierno, y por eso sacrificaban a algún compi de la tribu de tanto en cuanto, por si las moscas. Luego llegaron los curas, y como lo de los sacrificios humanos no les convencía mucho, lo cambiaron por bautismos a pie de cráter, que aunque tampoco sea muy allá, no deja de ser un avance.

En fin, que muy chulo el Masaya, la verdad es que vale la pena visitar el parque. Como he dicho antes, está muy bien montado, con un centro de visitantes excelente en el que se pueden ver diversas exposiciones, y un grupo de guías ubicados en los lugares justos y que siempre están dispuestos a orientar al visitante o explicar alguna historia. En realidad, hasta hubo un guía que nos estuvo siguiendo los 7 km de ascenso bajo un sol importante, ya sea porque nos vio cara de terroristas o (más bien) porque no las tenía todas de que dos cheles puderan acabar el camino y veía a los zopilotes ya relamiéndose…

PolloEso sí, después de una dura jornada, un peazo de plato de pollo asado nica-style, con su arrocito y sus tostones y bien acompañado de un buen juguito no nos lo quitaba nadie, faltaría más.

El proyecto

Bueno, pues vamos allá. El proyecto por el cual Àngels y yo estamos pasando un mesecillo por tierras nicaragüenses lleva el título de Pla integral d’informatització de cooperatives a Nicaragua basat en software lliure. La contraparte del proyecto es Nicaraocoop, una unión de cooperativas nicaragüenses que, resumiendo en dos líneas, vienen a ofrecer a sus asociados los servicios que no podrían llevar a cabo por sí mismos, como gestionar las exportaciones al extranjero, dar formación de cara a mejorar la eficiencia de las diferentes cooperativas, y muchas cosas más, todo ello siempre buscando que todo el mundo reciba salarios dignos y con respeto hacia el medio ambiente. Lo mejor es darse una vuelta por la web, donde todo se explica bastante mejor.

El caso es que nuestro proyecto consiste en un plan de informatización de las cooperativas que componen Nicaraocoop. Básicamente, está dividido en dos partes:

  • Informatización de cooperativas: Evaluar el estado de cada cooperativa y dotarlas de ordenadores, conexión a internet y lo que haga falta, así como formar correspondientemente al personal en su uso y administración.
  • Creación de un aula de formación: Además de la informatización en sí, la idea es abrir un aula de formación en Ometepe, una isla de aquí donde se ubica la UCA Alejandro Smith, una de las cooperativas de Nicaraocoop. Este aula serviría para realizar cursos de formación, y estaría dotada con 7-8 ordenadores conectados a internet.

En el tiempo que llevamos aquí nos hemos centrado en evaluar en qué estado se encuentra cada cooperativa, así como en ir preparando el terreno para ir montando el aula. La semana que viene ya empezaremos a comprar máquinas y llevarlas a las cooperativas, por lo que ya iremos contando.

Pelín tarde, pero aquí estamos

Dicen que más vale tarde que nunca, así que, aunque sea con casi dos semanas de retraso, queda oficialmente inaugurado el blog de este viaje a Nicaragua. La idea es ir contando aquí cómo va transcurriendo este proyecto de ESF-Balears que Àngels y yo estamos llevando a cabo en Nicaragua, y que nos va a llevar un mesecillo por estas tierras.

Supongo que podría hacer esto mismo en mi blog personal, pero, como me dijo una vez cierto gallego, eso de tener un solo blog es demasiado web 1.0, por lo que lo más in es crear uno a propósito. Que no se me asuste tampoco la gente de tierras no catalanoparlantes si hacemos un refrito de lenguas, son cosas de la interculturalidad, y como tampoco creo yo que nos salgamos de las lenguas romances, estará facilito de entender.

Bueno, como contar ahora en profundidad de qué va el proyecto quedaría un poco tocho, ya publicaré otro post con más detalles, así separamos un poco la cosa. La cuestión era inaugurar la cosa, ahora que ya se ha roto el hielo iremos subiendo fotitos y contando cosillas.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.